10 de febrero:

Bolonia, Italia

Mientras que la estatua de la Virgen Peregrina fue de gira por Europa, tres palomas blancas como la nieve llegaron inesperadamente cuando la procesión pasó por una pequeña aldea. Nadie podía ser identificado como su dueño .  Se colocaron a los pies de la Virgen -, palomas blancas y suaves, en casa con María.

Día a día mientras la peregrinación se acercaba a su destino en Bolonia, Italia, las palomas se quedaron.

LEER  COMPLETO

Anuncios