SANTA ÁGATA, Virgen y Mártir

Nos hace servir de espectáculo al mundo,
a los ángeles y a los hombres.
(1 Corintios 4, 9)

† martirizada hacia el año 251 en Catania, Sicilia
Patrona de mártires; solteras; víctimas de violación; víctimas de torturas; joyeros; mujeres en etapa de lactancia. Protectora contra el cáncer de mamas; enfermedades de las mamas; esterilidad; terremotos; fuego; erupciones volcánicas; desastres naturales.

¡Qué hermoso espectáculo para Jesús, ver a Ágata despreciar los halagos y amenazas del pretor, a fin de conservar su castidad y su fe! Se le quema el pecho, pero San Pedro se le aparece en la prisión y la sana. Se la desnuda y se la arrastra sobre trozos de vasijas rotas y brasas encendidas, y he aquí que un temblor derriba varios edificios y aplasta bajo sus escombros a dos miembros de la familia del tirano. Asustado el gobernador de las murmuraciones del pueblo, la hace conducir de nuevo a la prisión, en la cual expira, después de una breve oración, hacia el año 251.

MEDITACIÓN SOBRE LA VIDA DE SANTA ÁGATA

LEER COMPLETO

Anuncios