29 de enero:

 San Bernardo tuvo una gran devoción a Nuestra Señora de Chatillion -sur -Seine , a causa de un milagro que obró la Santísima Virgen María en su favor.

Bernardo, el tercero de una familia de siete hijos , fue

educado con especial cuidado porque antes de nacer, un hombre devoto le había predicho su gran destino. A la edad de nueve años, fue enviado a una famosa escuela en Francia en Chatillion -sur -Seine, dejado al cuidado de los sacerdotes seculares de San Vorles. Él era un muy buen estudiante y dedicado a la Santísima Virgen. Más tarde escribió varios libros acerca de la Santa Madre de Dios.

LEER  COMPLETO

Anuncios